Rotación de los neumáticos

¿Qué es la rotación?

La rotación de neumáticos  consiste en cambiar la posición de las cubiertas con el objetivo de obtener un desgaste uniforme de las mismas y en consecuencia el máximo rendimiento kilométrico.

Es necesario realizar la rotación debido a que los neumáticos, según en que eje se encuentren (delantero o trasero), cumplen diferentes funciones.

Los neumáticos ubicados en el eje delantero del vehículo son los encargados de guiar la dirección del mismo, por lo tanto son vulnerables a los efectos que pueda causar cualquier desperfecto en la mecánica del tren delantero. Además es donde las cubiertas sufren más desgaste debido al empuje y frenado permanente.

Los neumáticos ubicados en el eje trasero están más expuestos al deslizamiento en las curvas y al rebote continuo sobre el suelo, entre otras cosas.

Debido a esta diferencia de funcionalidad, se considera indispensable realizar la rotación de los neumáticos cada 10.000 kilómetros.

Esta normativa varía en aquellos vehículos equipados con neumáticos de diferentes dimensiones en cada eje.